Celebración de la Fiesta de la Vaca en San Pablo de los Montes, Patrimonio Turístico Regional desde 1994

La localidad de San Pablo de los Montes (Toledo) acogerá la próxima semana la celebración de su Fiesta de la Vaca, una tradición que cuenta con el reconocimiento de Interés Turístico Regional desde 1994. Esta celebración reúne a una gran cantidad de personas, entre ellas, forasteros que tienen un papel especial.

Durante la fiesta se mezclan lo lúdico y lo profano, como sucede en la mayoría de las fiestas locales, pero con una connotación especial. El 24 de enero se conmemora el día de la conversión al cristianismo de San Pablo, patrón de la localidad, y se relaciona con el ganado bovino, tan importante en esta zona de Montes de Toledo, en lugar de con los caballos, a los que suele asociarse comúnmente a este santo.

Los vecinos se visten con ropa abrigada y se reúnen en la calle para formar un cortejo que incluye a los mozos del pueblo y a los visitantes. Cada quinto tiene una función específica. Uno de ellos es el Vaquero, que lleva un traje de verano y un palo que simula una cabeza de vaca. Otro es la Madre Cochina, que se disfraza de mujer y trata de levantar las faldas a las jóvenes que se acercan. El Escobones se encarga de limpiar los excrementos de las vacas, mientras que el resto de los quintos llevan colgados cencerros con los que se transporta a los asistentes a tiempos pasados.

La noche del 24 de enero se prende una gran hoguera en la Plaza del Pilar, donde vecinos y forasteros comparten comida, bebida y bailan hasta altas horas de la madrugada. El día 25, tras la misa, comienza la fiesta donde los forasteros tienen un papel protagonista. Se establecen vínculos entre los habitantes del pueblo y los curiosos que acuden. Los forasteros son perseguidos por los quintos con cencerros, interrumpiendo la procesión. Antes de que ésta finalice, la Madre Cochina se esconde para que los casados no la encuentren. Durante la misa, los casados tienen como misión encontrarla. Si lo consiguen, serán ellos quienes corran tras la vaca; de lo contrario, lo harán los quintos.

La fiesta continúa con la Carrera de la Vaca. La gente se agolpa en la plaza y elige a un forastero o forastera para que sea la víctima y corra hasta el Ayuntamiento, persiguiéndole un palo con cuernos de vaca adornado con cintas y flores. Una vez llegue a destino, será agasajado con tostones, limonada y algo caliente (carne en salsa, venado u otra vianda de la zona). Esta operación se repite con forasteros y vecinos hasta casi el anochecer.

La entrada San Pablo de los Montes celebra la próxima semana su Fiesta de la Vaca, de Interés Turístico Regional desde 1994 se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Scroll al inicio