MOINSA logra un acuerdo de Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo con sus trabajadores de Villarrubia de Santiago in extremis

Tras una extensa reunión de seis horas y media en la fábrica de Villarrubia de Santiago (Toledo), la dirección de Moinsa alcanzó un acuerdo con sus trabajadores para aplicar la Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo (MSCT). La empresa, dedicada al diseño, fabricación e implantación de mobiliario y elementos para establecimientos comerciales, oficinas, almacenes, entre otros, pretendía cerrar su factoría dedicada a la producción de productos de madera.

Los representantes de las 35 personas que integran la plantilla de Moinsa solicitaron tres recesos para consultar a la asamblea de trabajadores, y al final ambas partes acordaron una mejora sustancial de la posición inicial de la empresa. Los trabajadores que opten por el despido recibirán una indemnización de 28 días por año, hasta un máximo de 30 mensualidades. Y para quienes opten por aceptar la MSCT, se les ofrecerán diferentes garantías, estímulos y mejoras.

El acuerdo fue refrendado por unanimidad antes de ser suscrito por las partes. El secretario de negociación colectiva de CCOO-Hábitat CLM, Carlos García Montoya, destacó que los trabajadores pueden afrontar el futuro con una cierta tranquilidad. Sin embargo, no se logró evitar el cierre de la fábrica de Villarrubia de Santiago, lo que supone una gran pérdida de actividad productiva y de destrucción de empleo en una localidad de 2.500 habitantes. Por lo tanto, solo cabe esperar que Moinsa encuentre un comprador que vuelva a poner en marcha sus instalaciones.

Scroll al inicio