domingo, 16 junio 2024

Cooperativas Agro-alimentarias estima que se producirán 20 millones de hectolitros de vino y mosto en Castilla-La Mancha.

Las Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha han presentado sus previsiones de cosecha para la campaña vitivinícola 2023/2024. Según sus estimaciones, la región producirá alrededor de 20 millones de hectolitros de vino y mosto, lo que representa una disminución del 12% en comparación con la campaña anterior, en la que se cosecharon 22,8 millones de hectolitros.

Este descenso en la producción se debe a la sequía que ha afectado a los viñedos desde la vendimia pasada. Aunque en junio se registraron algunas lluvias que aliviaron en parte la situación, el verano se ha caracterizado por la falta de precipitaciones y las altas temperaturas, lo que ha tenido un impacto negativo en el desarrollo de las plantas, especialmente en las zonas más secas.

Durante la reciente asamblea de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, los presidentes, gerentes y técnicos de las bodegas cooperativas de la región han analizado las claves legislativas, productivas y comerciales de la próxima campaña vitivinícola. Según los representantes de la organización, la sequía ha afectado especialmente a las provincias de Albacete, Cuenca y Toledo, donde se espera una disminución de la producción vitivinícola del 15-20%. En Ciudad Real, donde predominan las variedades de uva Airén y se cuenta con sistemas de riego, se prevé una cosecha ligeramente menor que la del año anterior.

Además de la sequía, el sector vitivinícola también se enfrenta a otras amenazas, como la guerra en Ucrania, que ha afectado al consumo mundial de vino; la falta de recuperación de las importaciones chinas; la disminución del consumo interno en países europeos productores; y la caída de los principales mercados de exportación debido a la inflación y los altos costes de producción. Además, existen amenazas legislativas, como la irlandesa, que dificultan la recuperación del consumo en la Unión Europea.

A nivel nacional, Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha estima que la producción de vino para esta vendimia será de entre 36 y 36,5 millones de hectolitros, lo que representa una disminución de entre 4,5 y 5 millones de hectolitros en comparación con la campaña anterior. Esta reducción en la oferta está ayudando a equilibrar la demanda, especialmente en el caso de los vinos tintos. Sin embargo, algunas regiones españolas han tenido que recurrir a medidas extraordinarias, como la destilación de crisis, para corregir los excedentes almacenados de este tipo de vinos.

En cuanto a los stocks de vino en España a finales de julio de 2023, se estima que rondarán los 36 millones de hectolitros, de los cuales alrededor de 9,5 millones de hectolitros corresponden a Castilla-La Mancha, además de 1,90 millones de hectolitros de mosto.

El mantenimiento de unas salidas moderadas de vino, tanto en el mercado nacional como en la exportación, ha permitido a Castilla-La Mancha reducir sus existencias en la pasada campaña. Durante la asamblea, también se han abordado las novedades legislativas del sector vitivinícola, como la reestructuración de viñedos, la cosecha en verde, las inversiones y las promociones en países terceros.

Finalmente, se ha hecho un llamamiento a la moderación y la responsabilidad en términos de control de los rendimientos agronómicos, la diversificación de la producción, la gestión de la entrada de uva, el pago diferenciado por calidad y el aseguramiento de la trazabilidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SÍGUENOS

0SeguidoresSeguir
Actualidad y noticias de Castilla-La Mancha

ÚLTIMOS ARTÍCULOS