Castilla-La Mancha se une en contra de la violencia de género: Un clamor por las víctimas.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer ha provocado manifestaciones en Castilla-La Mancha en rechazo a la violencia de género. El trágico número de 52 mujeres asesinadas este año ha servido como fondo para las protestas en la región.

En Toledo, se llevaron a cabo dos manifestaciones paralelas. El Consejo Local de la Mujer, con el apoyo del equipo de Gobierno PP y Vox, contó con la participación de figuras políticas como el alcalde de Toledo, Carlos Velázquez; la concejal Marisol Illescas; y Carolina Agudo, secretaria general del PP en Castilla-La Mancha. Esta manifestación culminó con la lectura de un manifiesto en contra de la violencia hacia las mujeres.

Sin embargo, Marisol Illescas expresó su pesar por la división entre los ciudadanos en un día simbólico, atribuyendo esta fractura a la exalcaldesa Milagros Tolón, a quien instó a pedir perdón. A su vez, la manifestación organizada por la Plataforma 8M contó con un mayor número de asistentes y el respaldo de representantes del PSOE e Izquierda Unida-Podemos. Esta manifestación se caracterizó por consignas potentes y la presencia de tarjetas rojas simbolizando el rechazo al patriarcado.

Ana Miranda Calvo, de la Plataforma 8M, expresó su deseo de luchar por las mujeres presentes, ausentes y en peligro. Mientras que Esther Padilla criticó la postura del PP y la ausencia de su líder regional en actos significativos, y Milagros Tolón lamentó la influencia de la extrema derecha que niega la existencia de la violencia machista.

En resumen, el 25 de noviembre fue una jornada de emociones, reivindicaciones y división política en Castilla-La Mancha, reafirmando el compromiso de partes de la sociedad con la lucha contra la violencia machista y la necesidad de unidad frente a esta problemática.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio