El cuerpo del menor hallado en Toledo no presentaba signos de violencia y todas las hipótesis están abiertas

La Policía Nacional ha confirmado que el cadáver hallado el pasado 15 de diciembre en el Ecoparque de Toledo, que corresponde a Fernando, de 17 años, uno de los primos menores desaparecidos el pasado 10 de diciembre en el madrileño distrito de Carabanchel, no presenta signos de violencia, pero sí lesiones que podrían ser propias de las máquinas de basura. Todas las hipótesis sobre su muerte continúan abiertas.

La autopsia también señala que el cuerpo no estaba descuartizado y que no murió el mismo día de su desaparición, han informado a Europa Press fuentes policiales.

La Policía ha confirmado que el cadáver corresponde a Fernando y los agentes están buscando ahora en la misma zona el cadáver de Ángel, de 11 años, con el que iban cuando se le perdió la pista y del que no se separaba.

El cadáver fue hallado por unos operarios en el vertedero Ecoparque el 15 de diciembre pero no ha sido identificado hasta este miércoles, tras la autopsia y las pruebas de AND realizadas.

Los familiares de los menores interpusieron una denuncia el mismo 10 de diciembre ante la comisaría de Villa de Vallecas. A Ángel y Fernando se les perdió la pista en la calle General Ricardos. Los chicos habían salido a comprar unos bocadillos con su padre cuando este se desvió un momento para acudir a una lavandería. Cuando volvió, ya no estaban.

Según las primeras investigaciones, que las lleva la comisaría de Toledo, cogieron el Metro de Madrid y acabaron en un municipio de la provincia de Toledo. Los agentes del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Villa de Vallecas buscaban a los chicos en este distrito, Carabanchel, Usera y alrededores.

Los agentes han observado las cámaras del comercio y del Metro e investigado si tenían problemas con otros jóvenes, amigos o familiares o si estos tenían deudas con otros clanes. Todas las hipótesis están abiertas, entre ellas de que la muerte haya sido accidental, según las mismas fuentes.

El menor aún desaparecido tiene 11 años y mide 1,55 de estatura, tiene complexión delgada y mechas en el pelo. El chico de 17 años mide 1,70, tiene complexión delgada y pelo negro.

La entrada El cuerpo del menor hallado en Toledo no presentaba signos de violencia y todas las hipótesis están abiertas se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Scroll al inicio