El Centro regional de transfusiones ubicado en Toledo estará operativo en noviembre tras las obras

El nuevo Centro Regional de Transfusión de Toledo, que se ubicará en el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento ‘San Ildefonso’ de la capital, estará funcionando a pleno rendimiento en noviembre tras las obras que incluyen la reforma del edificio e instalaciones, la dotación del equipamiento de laboratorio, cámaras frigoríficas y cámara de criogenia. Se recogen las donaciones de las áreas de Salud de Guadalajara, Talavera de la Reina y Toledo y se suministra sangre a los centros sanitarios de su área hemoterápica.

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, ha visitado este lunes las obras de construcción del nuevo Centro Regional de Transfusión, en las que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a invertir cerca de 1,7 millones de euros.

Acompañada por el gerente del Complejo Hospitalario de Toledo, el doctor Juan Antonio Blas Quílez, y la directora general de Cuidados y Calidad, Begoña Fernández, la responsable del Sescam ha conocido los pormenores de estos trabajos que se han iniciado recientemente y que tendrán un plazo de ejecución de cuatro meses. Una vez finalizadas, se procederá al traslado a las nuevas instalaciones desde los espacios que ocupa actualmente en primera planta del edificio Materno-Infantil del Hospital Virgen de la Salud.

Leal ha recordado que, en el proceso de desalojo de las instalaciones del viejo hospital con motivo de la apertura del Hospital Universitario de Toledo, se hacía necesario disponer de un espacio alternativo al que ahora ocupa el Centro Regional de Transfusión, ha informado la Junta en nota de prensa.

Tras el estudio de distintas alternativas, el Sescam optó por aprovechar para el mismo los espacios que han quedado disponibles en la planta -1 y 0 del Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento San Ildefonso, ubicado en la Avenida de Barber, una vez realizado el traslado de numerosas consultas desde este inmueble hasta el nuevo hospital.

«Este emplazamiento presenta las ventajas de relativa rapidez en el traslado, pues parte de las estancias necesarias estarían disponibles tras una reforma. Además, tiene fácil acceso tanto para vehículos como para donantes, al estar bien comunicado; y el dimensionamiento que ofrece esta ubicación es idóneo», ha asegurado Leal.

Una vez adoptada la decisión del nuevo emplazamiento del Centro Regional de Transfusiones de Toledo, el Sescam licitó y adjudicó las obras de reforma necesarias a la empresa Eiffage Energía, SLU, por un importe de 1.633.003 euros.

DETALLES DEL PROYECTO

El proyecto contempla la realización de una reforma puntual consistente en la redistribución y acondicionamiento de las plantas baja y semisótano del CEDT. Además de la reforma del edificio e instalaciones, el proyecto incluye la dotación del equipamiento de laboratorio, cámaras frigoríficas y cámara de criogenia.

En la planta baja se ubicará la zona de extracciones con mostrador de recepción, despachos para la Hermandad de Donantes de Sangre, sala de triaje, así como una zona administrativa con biblioteca, despachos, espacios de trabajo administrativo, banco de Tejidos (con zona de congelación y sala blanca), y dependencias para el control de calidad.

En la planta semisótano se ubicarán los laboratorios (cámaras de conservación y de congelación y otros equipos necesarios), los vestuarios y otras instalaciones. La Dirección del centro sanitario ha adoptado una serie de medidas con el fin de disminuir las incomodidades a los profesionales, pacientes y usuarios para que ocasionen las menores molestias posibles durante la ejecución de las obras.

Entre sus funciones se encuentra la de organizar los puntos de extracción, el procesamiento de la sangre, su distribución y la promoción de la hemodonación en su ámbito de actuación, en colaboración con las asociaciones de donantes de sangre. También se recogerán en este centro un banco de tejidos, huesos y piel.

Además, esta unidad actualiza y realiza un seguimiento de los datos del registro de donantes, planifica la donación de sangre y plasma en estas provincias y desarrolla un procedimiento para retirar de la distribución de manera precisa, eficaz y verificable la sangre y los componentes sanguíneos relacionados con cualquier notificación o alerta producida en el Sistema de Hemovigilancia, tanto en el Centro Regional de Transfusión como en todos los Servicios de Transfusión y puntos de extracción de sangre de él dependientes.

El pasado año se registraron en el área de Toledo-Guadalajara un total de 31.907 donaciones de sangre, de las cuales 3.146 se obtuvieron en el punto fijo del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo. Además, se obtuvieron 1.508 plasmaféresis y 511 plaquetoféresis.

HOSPITAL UNIVERSITARIO Y COVID

De otro lado, Leal ha remarcado que los departamentos que quedan por trasladar al Hospital Universitario de Toledo son los laboratorios de hematología y anatomía patológica, traslado que se está realizando ya, y faltaría el de resonancia magnética, el último servicio en trasladar, y que tiene una operativa más compleja.

Preguntado por la vigencia de los contratos COVID hasta diciembre de este año, Leal ha confirmado que se mantendrán hasta esa fecha, con la salvedad de que cambiará el tipo de contrato –por legislación europea– y pasarán de contratos temporales a situación de interinidad.

En cuanto a la situación de los hospitales por contagios, Leal ha indicado que ha bajado la incidencia en mayores de 60 años, hay 350 hospitalizaciones y 18 pacientes en UCI.

La entrada El Centro regional de transfusiones ubicado en Toledo estará operativo en noviembre tras las obras se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba