Cerro Chaves anuncia la creación de una Casa Diocesana Contemplativa que estará ubicada en La Puebla de Montalbán

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha anunciado, mediante un escrito a los sacerdotes, miembros de la vida consagrada y fieles laicos, la creación de una Casa Diocesana Contemplativa en La Rinconada del Tajo, que tendrá como finalidad crear «un espacio y tiempo permanente para la contemplación».

En su escrito, Cerro Chaves parte de la premisa de que «en un mundo donde tantas veces el quehacer y las circunstancias adversas empujan y desnortan nuestra vida, necesitamos encontrar espacios y tiempos de contemplación donde aprender a mirar el mundo desde el corazón de Dios», según ha informado el Arzobispado en nota de prensa.

«Algunos de nuestros hermanos cristianos viven como ovejas sin pastor, comiendo en pastos y bebiendo en fuentes de meditaciones que están de moda y que verdaderamente a un bautizado no pueden saciar plenamente», ha proseguido, asegurando que «muchas veces nos brindan ofertas novedosas, fáciles y rápidas para alcanzar la paz interior ante estados de depresión o estrés», considerando estas como «ofertas de automedicación espiritual, de remedios milagrosos sin Dios».

«Unas veces es algún sucedáneo del yoga, otras veces son experiencias difusas recogidas bajo la nebulosa llamada New Age, otras es el reiki», ha precisado.

En este contexto, ha manifestado su «pena» por «ver el gran desconocimiento que podemos llegar a tener dentro de nuestra propia Iglesia de la rica espiritualida cristiana que viene manando y fluyendo desde el siglo primero y que ofrece verdaderos encuentros personales con nuestro Creador».

En su opinión, para los bautizados «no puede haber verdadera espiritualidad cristiana si Dios mismo no es su fuente, su camino y su meta», insistiendo en que «no hay verdadera interioridad si no ocupa nuestro centro el mismo Espíritu Santo, auténtica medicina saludable». Por ello, asegura, en la mayoría de las instituciones diocesanas intentan «fomentar un encuentro sincero, fiel y perseverante con Cristo Jesús».

Así, Francisco Cerro Chaves razona su deseo de crear esta Casa Diocesana Contemplativa, alegando que la Iglesia local «necesita un espacio propio donde todos sus hijos e hijas tomen conciencia de la llamada urgente a ser contemplativos en la acción». «En estos tiempos de evangelización de periferias, necesitamos espacios y tiempos donde los que estamos en el siglo acudamos con frecuencia a los pies del Maestro», ha apostillado.

Esta Casa habrá de ser, según el arzobispo, «como una familia eclesial abierta a sacerdotes, seglares de todo tipo, matrimonio, religiosos y religiosas de vida activa, hombres y mujeres con deseo de vivir esa presencia silenciosa y amorosa de Cristo en medio de nuestra Iglesia». Por eso quiere ser «simplemente un hogar diocesano con puertas abiertas, con una vida sencilla en oración y trabajo cotidiano, donde nadie se sienta extraño».

Esta experiencia estará ubicada en la casa parroquial de La Rinconada de Tajo, perteneciente al municipio de La Puebla de Montalbán, un «paraje único» que «ofrece silencio y sosiego, necesarios para ese encuentro personal y comunitario con Dios». «Entre todos los que se encuentren en la casa, acogerán también a los que vengan por unas horas o una jornada», ha puntualizado.

La entrada Cerro Chaves anuncia la creación de una Casa Diocesana Contemplativa que estará ubicada en La Puebla de Montalbán se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba