Tierraseca confirma que el cuerpo aparecido en Toledo es el del mayor de los primos desaparecidos en Madrid

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha confirmado este miércoles que el cuerpo hallado el pasado 15 de diciembre en el Ecoparque de Toledo es el de Fernando, de 17 años, el mayor de los dos primos menores desaparecidos el pasado 10 de diciembre en el madrileño distrito de Carabanchel.

Tierraseca, a preguntas de los medios, ha explicado que los procesos de investigación realizados han permitido confirmar que el cadáver aparecido es el que corresponde a Fernando y ha comentado que la Policía Judicial y la Policía Científica siguen investigando las causas del fallecimiento, recordando que en el momento del hallazgo había «mucha dificultad» para poder identificar los restos y conocer las causas de la muerte.

En todo caso, el delegado del Gobierno ha apelado a la prudencia a la hora de dar más información ya que se ha decretado el secreto de sumario de las investigaciones.

Los familiares de los menores interpusieron una denuncia el mismo sábado ante la comisaría de Villa de Vallecas. A Ángel y Fernando se les perdió la pista en la calle General Ricardos de Madrid. Los chicos habían salido a comprar unos bocadillos con su padre cuando este se desvió un momento para acudir a una lavandería. Cuando volvió, ya no estaban.

Los agentes del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Villa de Vallecas buscaban a los chicos en este distrito, Carabanchel, Usera y alrededores. Los agentes han supervisado las cámaras del comercio y del Metro e investigan si tenían problemas con otros jóvenes, amigos o familiares.

En un principio, la desaparición parecía voluntaria pero luego «se complicó» y podría haber sido retenidos por unas personas que habrían chantajeado a su familia para conseguir un rescate por una deuda relacionada con las drogas, según fuentes policiales.

La entrada Tierraseca confirma que el cuerpo aparecido en Toledo es el del mayor de los primos desaparecidos en Madrid se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Scroll al inicio