jueves, 23 mayo 2024

La ciudad de Albacete se posiciona como la quinta más limpia según una encuesta de OCU, mientras que Cuenca se encuentra entre las más sucias.

La limpieza viaria ha sido evaluada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en una encuesta de satisfacción realizada a 6.863 vecinos de 69 ciudades españolas. El informe destaca la notable mejora de Albacete, que ha aumentado trece posiciones en el ranking comparado con la encuesta de hace cuatro años, ocupando la quinta posición. Por otra parte, Cuenca continúa siendo una de las localidades más sucias, aunque ha mejorado 11 puntos, mientras que Toledo ha bajado 8 puntos y obtuvo una valoración justa según la OCU. Guadalajara también mejoró significativamente, aumentando 25 puntos y llegando a la 14ª posición del ranking. Ciudad Real subió 9 puntos, pero obtuvo una valoración mediocre.

La evaluación incluyó varios aspectos relacionados con la limpieza urbana, y los peores resultados vuelven a ser la excesiva presencia de excrementos caninos en las aceras, la suciedad alrededor de los contenedores, los grafitis y la falta de limpieza general en las zonas del extrarradio. La falta de avances en la mayoría de las poblaciones encuestadas y la falta de mejoras en los problemas identificados en la encuesta realizada hace cuatro años están reflejados en los resultados.

Las grandes capitales mediterráneas y del sur, con una alta afluencia turística, concentran las valoraciones más bajas en general. Palma, Alicante y Sevilla, seguidas de San Sebastián de los Reyes, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona y Madrid son las peores localidades, y tres de ellas han experimentado una caída significativa en el ranking. En contraste, Oviedo, Bilbao y Vigo tienen las mejores evaluaciones de limpieza, seguidos por Pamplona y Albacete, que ha logrado una mejora de 11 puntos desde la anterior encuesta. Pamplona y Albacete, que han obtenido una puntuación elevada según sus vecinos, gastan 46 euros al año por residente en esta partida, mientras que Barcelona invierte 114 euros.

La influencia del clima se evaluó en la frecuencia de lluvia y su impacto positivo en la limpieza viaria. Sin embargo, la frecuencia de las tareas de limpieza es lo que más influye en las evaluaciones. La OCU pidió a los ayuntamientos que aumenten la frecuencia de barrido y baldeo de las calles, así como que controlen más rigurosamente los excrementos caninos. Actualmente, el número de multas por este motivo es casi nulo en la mayoría de las ciudades y se considera una falta leve. También es vital que los ayuntamientos presten atención a las quejas de sus ciudadanos, ya que en algunos casos, como en Cuenca y Toledo, aún no se han logrado mejorar los problemas identificados en la encuesta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SÍGUENOS

0SeguidoresSeguir
Actualidad y noticias de Castilla-La Mancha

ÚLTIMOS ARTÍCULOS