Emergencias Castilla-La Mancha ha coordinado la actuación en 106 accidentes de tráfico graves durante el primer semestre

El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha coordinado la ayuda de los grupos de intervención en emergencias en los 106 accidentes de tráfico graves que se han contabilizado durante el primer semestre del presente año en la Comunidad Autónoma, y en los que han fallecido un total de 47 personas.

Así, mientras que en el primer semestre de 2020 murieron 35 personas a causa de estos siniestros, en el mismo periodo del presente año ha habido que lamentar el fallecimiento de casi medio centenar de personas, con lo que desde enero hasta junio se han coordinado, de media mensual, cerca de 18 accidentes de tráfico graves.

Como en años anteriores, un dato a destacar es que una parte muy importante de estos incidentes se han producido por la salida de vía del vehículo, sin que interviniese ningún otro coche como causante del siniestro. En concreto, nada menos que 67 de los accidentes ocurridos en estos primeros seis meses del año se han debido a este motivo, lo que representa algo más del 63 por ciento del total de accidentes registrados.

Tal y como indican los datos dados a conocer por la Dirección General de Tráfico, la distracción, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas están detrás de la mayoría de estos incidentes.

Toledo y Ciudad Real, las provincias con más accidentes

Si provincializamos el número de accidentes ocurridos en las carreteras de Castilla –La Mancha, entre enero y junio de este año, cabe destacar que la provincia de Toledo ha sido, con gran diferencia, donde se han producido un mayor número de incidentes, contabilizando un total de 38, seguida también con una incidencia importante por la de Ciudad Real con 27. Cuenca se sitúa a continuación al registrar 19. En las carreteras de la provincia de Albacete se produjeron 14 accidentes, mientras que la zona de Guadalajara, con ocho, es en la que hubo menos siniestros.

Por lo que respecta al número de fallecidos, es sin embargo la provincia de Ciudad Real la que registra un mayor número de personas muertas, con un total de 17 en los 27 accidentes mortales ocurridos en sus carreteras. Por su parte, Toledo, donde fallecieron 15 personas, no encabeza esta lista pese a registrarse en esta provincia bastantes más accidentes. Añadir que en las carreteras de Cuenca murieron en este periodo nueve personas, mientras que tanto en Albacete como en Guadalajara fueron tres.

Destacar que en la provincia de Toledo, la mayor parte de las personas que fallecieron a consecuencia de accidentes de tráfico en este primer trimestre lo hicieron en un solo mes, en concreto en mayo, cuando hubo que lamentar la mayor parte de las muertes a causa de estos siniestros, falleciendo un total de diez personas solo en este mes.

De hecho, mayo fue especialmente negativo en toda la región al registrarse casi el 40 por ciento de los incidentes ocurridos en todo el semestre, en concreto 31. Mayo ha sido, por tanto, el mes con mayor siniestralidad, seguido de junio con 24. Y ya con cifras significativamente inferiores están marzo con 15, abril con 14, y tanto enero como febrero con once, como meses con menos accidentes de tráfico de carácter grave.

Coordinación de recursos desde el 1-1-2

Cabe señalar, además, que los accidentes de tráfico son los incidentes atendidos por el Servicio de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha en los que es necesaria la intervención de un mayor número de recursos.

Así, desde la Sala del 1-1-2 se moviliza y se coordina la labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, normalmente efectivos de la Guardia Civil; y los servicios sanitarios, que despliegan la mayor parte de sus recursos como médicos de urgencias, ambulancias, UVI y los helicópteros medicalizados, fundamentales para el traslado urgente de heridos graves.

Los bomberos son también una parte importante en este tipo de siniestros, dado que en ocasiones los afectados por los accidentes quedan atrapados en el interior de los vehículos, siendo necesaria su excarcelación. Por último, es inexcusable señalar al personal de mantenimiento de carreteras, cuya labor es imprescindible a la hora de normalizar el estado de la carretera y la circulación.

La entrada Emergencias Castilla-La Mancha ha coordinado la actuación en 106 accidentes de tráfico graves durante el primer semestre se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Artículos relacionados

El presidente de las Cortes regionales recibió a los alcaldes de Cabanillas y Horche para analizar el tema de ocupación ilegal de viviendas Toledo, Horche, Cabanillas, viviendas, actualidad El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, recibió el martes en su ofician del Parlamento autonómico en Toledo a los alcaldes de Horche, Juan Manuel morales, y de Cabanillas del Campo, José García Salinas, que le mostraron su preocupación por los conflictos que viven en sus municipios por la ocupación ilegal de viviendas. Durante la reunión, los responsables de los ayuntamientos guadalajareños explicaron las actuaciones que llevaron a cabo hasta el momento, dentro del limitado abanico de competencias que tienen, pero mostraron su preocupación por un fenómeno que perturba significativamente la convivencia en estos municipios, y que demanda un mayor compromiso por parte de todos los poderes y administraciones, así como avances legislativos. Además de conocer la situación de primera mano, el presidente de las Cortes regionales aprovechó para repasar con los alcaldes de Horche y de Cabanillas – -quien ha estado acompañado por su teniente de alcalde, Luis Blanco- la ‘Ley de medidas integrales para la protección del Patrimonio inmobiliario, la seguridad ciudadana y la convivencia vecinal y contra la ocupación ilegal de viviendas’, una propuesta de nueva normativa en esta materia que fue enviada al Congreso. En el articulado, la normativa autonómica contempla endurecer las penas, la persecución del crimen organizado en torno a estas prácticas y, con el objetivo de proteger a la ciudadanía, legitima a comunidades de propietarios y ayuntamientos a denunciar las ocupaciones ilegales, mientras impulsa una modificación de las reglas del Padrón Municipal para impedir que los ‘okupas’ sean inscritos. Con impulso del Grupo Socialista en las Cortes regionales, esta proposición de ley fue aprobada en el mes de diciembre con el respaldo también del Grupo de Ciudadanos –y la abstención del Popular- para que sea elevada así como propuesta de legislación estatal a las Cortes Generales, donde residen las competencias en la materia, haciendo uso de un mecanismo que contempla para estos casos el artículo 87.2 de la Constitución Española.

Ir arriba