El popular Toro de Osborne se instala en Tomelloso y da la bienvenida a la ciudad desde la carretera de Pedro Muñoz

Tomelloso cuenta desde este jueves en su término municipal con uno de los emblemas de marca más reconocibles de España: el popular Toro de Osborne, que ya da la bienvenida a la ciudad desde la rotonda de acceso por la carretera de Pedro Muñoz, muy cerca del santuario de Pinilla y en la conexión con la autovía de los Viñedos (Tomelloso-Toledo).

La alcaldesa, Inmaculada Jiménez, y el presidente del grupo Osborne, Ignacio Osborne, han participado en el acto inaugural, que ha contado también con la presencia del consejero delegado de la empresa, Fernando Terry Osborne; varios miembros del equipo de gobierno, y trabajadores de la destilería con la que el grupo cuenta en Tomelloso, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La alcaldesa ha agradecido al presidente de Osborne y a todo su equipo humano «la sensibilidad que han tenido con la ciudad de Tomelloso, donde esta empresa de tradición está muy arraigada, y que hayan pensado que debíamos tener algo que hace alusión a un patrimonio, que es único en España». Una llegada que coincide con el 250 aniversario de la empresa.

La silueta del toro de Osborne instalada en Tomelloso, símbolo que pone de manifiesto la relación de este grupo empresarial con la localidad es además un elemento que, ha destacado la alcaldesa, «embellece la ciudad y atraerá turismo». No podía tener además, ha incidido, «mejor ubicación que la subida al santuario de Pinilla», punto además de comunicación con la autovía, lo que hará que sea «un lugar muy visitado y de mucha atracción».

La alcaldesa ha aprovechado para felicitar al Grupo Osborne por su 250 aniversario y ha agradecido a su presidente que hayan querido venir a Tomelloso para celebrarlo con la instalación de este símbolo de la empresa. Ha felicitado también a los trabajadores que Bodegas Osborne tiene en la ciudad, «porque el éxito de una empresa es también su capital humano». Con ellos ha tenido lugar también lugar un acto de celebración posteriormente.

Osborne, ha dicho también Jiménez, es ejemplo de por qué Tomelloso se reivindica como «epicentro agroalimentario» de Castilla-La Mancha. Su presencia en la ciudad forma parte de la importancia del sector para la localidad y para la creación de empleo y riqueza, «lo que pone en valor su trabajo y la manera de querer hacerlo».

La alcaldesa, que se ha mostrado encantada de la colaboración entre el Ayuntamiento y el grupo Osborne, ha recalcado que ese «trabajo conjunto y esas sinergias que se han establecido van a continuar porque entendemos que esto es una rueda en la que si a Osborne le va bien, a la ciudad de Tomelloso le va a ir también muy bien».

Ha aprovechado además para agradecer a este grupo empresarial su participación en la reciente Muestra Alimentaria ‘Degusta Tomelloso’ y su implicación también en cualquier iniciativa relacionada con el sector agroalimentario que se organiza en la localidad, donde está siempre «muy presente y participativa».

GRUPO OSBORNE VINCULADO A TOMELLOSO DESDE LOS AÑOS 60

El presidente de Osborne ha mostrado también su satisfacción por ver instalado en Tomelloso el que es símbolo de la empresa, destacando que haya coincidido con el 250 aniversario del grupo. Un símbolo que ya se podía contemplar en otros puntos de España, algunos de ellos en la región y que, «como no podía ser de otra manera» tenía que estar en Tomelloso, ciudad a la que el grupo Osborne está vinculado desde los años 60, primero a través de la relación con Jonás Torres como proveedor y después como propietarios de la actual planta de destilación de alcohol en la que producen sus prestigiosos Brandis de Jerez. Una relación que ahora, ha dicho, «se estrecha aún más».

Especialmente satisfecho se ha mostrado con la ubicación de la silueta del Toro, en un lugar emblemático para la ciudad por su cercanía al santuario de Pinilla.

Ignacio Osborne ha abundado también en la apuesta de la empresa, «no ahora que está de moda y todo el mundo habla de ello», sino desde su nacimiento, por la sostenibilidad y la colaboración con la sociedad. Son aspectos que ha dicho, «siempre ha formado parte de la cultura de la compañía porque pensamos que es lo normal y natural».

Ha destacado además las buenas relaciones con el Ayuntamiento, asegurando que es fundamental «la colaboración público privada», la relación entre empresas y administraciones, «que debe ser lo normal, aunque no siempre sea lo habitual». En el caso de Tomelloso, ha recalcado, esa relación existe y continuará como lo hará la relación cercana con los trabajadores, que también es política de empresa y que «da valor añadido a los puestos de trabajo y a la creación de riqueza».

La entrada El popular Toro de Osborne se instala en Tomelloso y da la bienvenida a la ciudad desde la carretera de Pedro Muñoz se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba