El Arzobispo de Toledo proclama la esperanza de Jesús como el único camino para una celebración gozosa de la Navidad ante los desafíos

El Arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha compartido un mensaje conmovedor de Navidad que ofrece esperanza y consuelo en medio de los desafíos que enfrenta la humanidad en la actualidad. El líder religioso ha alentado a las personas a abrazar la festividad con alegría, a pesar del «gran sufrimiento» que atraviesa el mundo.

Con palabras profundas y reconfortantes, Cerro Chaves ha destacado la importancia de la celebración navideña, enfatizando que «vale la pena» conmemorar estos días «del mejor modo posible, del modo más cristiano, más gozoso.» Subraya que la Navidad es una época donde la presencia divina se siente más cercana que nunca, un momento para experimentar de manera especial la compañía de Dios.

«Un Dios que ha querido ponerse de nuestro lado, un Dios que nace en Belén, un Dios pobre y humilde», declaró el prelado, resaltando la figura de un Dios que se presenta como un bebé para inspirar una sensación de confianza y no de temor, y para caminar al lado de la humanidad compartiendo sufrimientos y alegrías.

El arzobispo reconoce que puede parecer contradictorio hablar de alegría en tiempos marcados por conflictos y desesperanza, en los cuales las guerras dejan tras de sí un rastro de dolor y dificultades. No obstante, insiste en que la invitación a la felicidad es más pertinente que nunca en estas circunstancias.

Para concluir su mensaje navideño, Francisco Cerro Chaves ha ofrecido su gratitud y oraciones por todos y ha extendido una invitación a visitar su casa en el Arzobispado de Toledo. Aquellos que decidan acudir tendrán la oportunidad de compartir un tiempo con él, en una celebración que promete ser «llena del gozo y la alegría de Jesús» y un inicio de año cargado de renovada esperanza.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio