CSIF muestra su rechazo a las "políticas de castigo" contra los empleados públicos de Castilla-La Mancha

Más de 300 delegados de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han protestado este miércoles en Toledo contra las «políticas de castigo» hacia los empleados públicos por parte de los gobiernos regional y central en una manifestación que ha comenzado frente al Palacio de Fuensalida y ha concluido en la Delegación de Gobierno.

Nuevamente, bajo el lema ‘Los recortes. Cospedal los crea y Page los mantiene’, CSIF ha vuelto a exigir al presidente de la Junta, Emiliano García-Page, que ponga fin de una vez por todas a los recortes instaurados por su predecesora al frente al Gobierno autonómico. «Por ejemplo, se lleva mucho tiempo a la espera de recuperar la carrera profesional, pero no sólo en el ámbito sanitario, sino para todos los empleados públicos», ha informado el sindicato en nota de prensa.

«Nos movilizamos para recordarle al Ejecutivo de García-Page que los empleados públicos no están solos, nos tomamos muy en serio sus derechos. Es preciso actuar para evitar que los servicios públicos sigan agonizando hasta llegar al colapso absoluto», ha indicado el presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa.

Retamosa ha subrayado que mientras se mantienen «políticas de castigo» a los empleados públicos, la Junta de Comunidades mantiene otra «política muy distinta de privilegios» hacia sus organizaciones afines.

En este sentido, Retamosa ha ironizado sobre las recientes palabras de García-Page –«sólo hay un jefe de España y el resto somos monaguillos»–, señalando que «él será el monaguillo de Sánchez, pero aquí en Castilla-La Mancha actúa como el jefe, ejerce como tal haciendo uso de su mayoría en las Cortes como un ‘rodillo’, y son otros muchos los monaguillos, los que reciben subvenciones a dedo y le siguen a todas partes sin rechistar, y además ante una oposición silente. Podemos decir con orgullo que CSIF es totalmente independiente».

El presidente de CSIF Castilla-La Mancha también ha señalado que «pese a habérselo pedido, Page, una vez más, no nos va a recibir, demostrando que los empleados públicos de la región no le importan. Tampoco tiene consideración hacia CSIF y hacia nuestros cientos de delegados, que representan a miles de estos trabajadores. Nuestra única intención es mejorar los servicios públicos, las condiciones laborales de todos los empleados y trabajar por el desarrollo de nuestra tierra».

EMPOBRECIMIENTO

La manifestación ha recorrido las calles de Toledo hasta llegar a la sede de la Delegación del Gobierno, en la Plaza de Zocodover, donde CSIF ha expuesto la pérdida de poder adquisitivo que padecen los empleados públicos, un 15% en el ámbito nacional y que en Castilla-La Mancha supera el 20% con motivo de la denominada ‘tasa Cospedal’.

Retamosa ha recordado que a la devaluación de los salarios públicos se suma que en Castilla-La Mancha se padece la tasa de inflación más alta del país (10,6% en mayo) dentro de un empobrecimiento generalizado que afecta a toda la ciudadanía, especialmente a los colectivos más vulnerables y también a gran parte de los trabajadores de la empresa privada y de la Función Pública, que «afrontan con sueldos totalmente insuficientes esta escalada de precios, además de que en Castilla-La Mancha también son problemas crónicos la siniestralidad e inestabilidad».

Por último, Retamosa ha señalado que CSIF Castilla-La Mancha continuará con las movilizaciones si no se pone fin a los recortes y se recupera el poder adquisitivo. «El Gobierno se tiene que sentar a negociar. Los empleados públicos no pueden ser los que paguen las diferentes crisis», concluye el presidente de la Central Sindical en la región.

La entrada CSIF muestra su rechazo a las "políticas de castigo" contra los empleados públicos de Castilla-La Mancha se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba