Vivir cada día. Poemas de crecimiento personal de Luis Díaz-Cacho Campillo

Un nuevo libro de poesía llega a las estanterías de las librerías, “Vivir cada día” (Ediciones C&G), son poemas del crecimiento personal de Luis Díaz-Cacho Campillo, quien escribe porque cree en la palabra, siempre y, ante todo, para entender las circunstancias que nos rodean, los estados de ánimo que nos condicionan y la manera de comportarnos ante los acontecimientos de la vida. El libro verá la luz, como no puede ser de otra manera, en La Solana natal del poeta, a las 20,30 horas del 14 de agosto, buscando cobijo y frescor en el conocido ‘Patio de la Casa Don Diego’. Al lado del autor estarán dos padrinos de excepción, la poetisa y prologuista del libro Antonia Cortés y el rapsoda, Luis Romero de Ávila Prieto, amigo y compañero del poeta en multitud de batallas. Con el acompañamiento musical de Chus Romero de Ávila y Antonio Romero de Ávila. También estará presente el editor de la obra, Julio Criado.

Antonia Cortés nos pide que “paremos el reloj unos minutos, pensemos e intentemos dar respuesta a esta pregunta. ¿Nos está pasando la vida sin vivirla?”. Por su parte Luis Romero de Ávila asegura que estar vivo es levantarse, tropezar y caer, volver a levantarse, caminar, sufrir y disfrutar, vivir y seguir caminando. “Eso es estar vivo…”.

La poetisa considera que “Nuestro poeta reflexiona y comparte esas reflexiones a través de la poesía. Pasa las páginas de su vida, de la vida, como si fuera un libro a medias. Lo escrito y lo que aún se ha de escribir. Y vuelve la vista atrás, y regresa al hoy. Un recorrido hacía dentro, con sus pausas, con sus heridas y añoranzas, con sus deseos y verdades. También hacía fuera, paso a paso, por esas calles de la cotidianidad, de la realidad que le rodea, con su armonía y sus egoísmos, su frialdad y su solidaridad. Ambos viajes, hacia él, hacia el otro, los otros, le han llevado a poner las cosas en su sitio, a lanzar al aire los sentimientos sin temor a que se extiendan y sean conocidos; a gritar las injusticias para compartirlas e intentar abrir el alma de quienes todavía las ignoran; a caminar sin miedo, a perderse o caer…”.

Por su parte, Luis Díaz-Cacho, nos pide que miremos a nuestro alrededor, “la vida nos ofrece cada día situaciones y percepciones distintas que debemos vivir con la intensidad que cada oportunidad nos ofrece, porque jamás un instante es idéntico a otro. ¡Aprovechémoslas con todas nuestras ganas!”.

“Vivir cada día” es precisamente eso. Un libro de crecimiento personal para entender las circunstancias que nos rodean, los estados de ánimo que nos condicionan y la manera de comportarnos ante los acontecimientos de la vida, a través del instante que el verso vierte ante nosotros.

Luis Díaz-Cacho Campillo

Nació en La Solana (Ciudad Real),el 23 de junio de 1963. Escribe desde siempre. Es miembro cofundador del grupo literario Pan de Trigo de La Solana desde su creación en el año 1989. Está casado y tiene dos hijos. Cuenta con distintos premios literarios en su haber. Es miembro de la Asociación de Escritores de Castilla La Mancha y desde el año 2009 coordina los Encuentro Oretania de Poetas que organiza el Grupo Oretania.

Ha publicado los libros “En mi nube de algodón”, “Mi voz al viento”, “En busca de tu nombre”, “Cartas de amor para ti”, “Versos para el amor y la esperanza” con la poetisa Pilar Serrano de Menchén,  “Versos de amor para Mavi”, “Reflexiones del instante”, “A golpe de verso y de palabra”, “Y también los molinos sueñan” con el poeta Luis Romero de Ávila Prieto, “Cartas de amor desde Toledo”, “Poemas para vivir cada día”, “Nos debemos la paz”, “En el Sahara las palomas comen cuscús” con el poeta Nemesio De Lara Guerrero y “Cartas de Amor para Mavi” (1992-2017)”, además, ha participado en más de una veintena de libros colectivos.

La entrada Vivir cada día. Poemas de crecimiento personal de Luis Díaz-Cacho Campillo se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba