La Biblioteca de Castilla-La Mancha descubre dos libros antiguos y dos posteriores de extraordinario valor bibliográfico y patrimonial

La concejalía de Educación, Cultura y Deporte, Rosa Ana Rodríguez, ha mostrado hoy en la Biblioteca de Castilla-La Mancha unos documentos no registrados en la antigua colección de la institución, que tienen un extraordinario valor bibliográfico y patrimonial.

El consejero apuntó que ni los dos incunables (libros impresos entre 1454 y 1500) ni los dos post incunables (libros impresos en los primeros 20 años del siglo XVI) estaban incluidos en el catálogo de la biblioteca, y por tanto no incluidos en el catálogo de la biblioteca medio. . Incluido en el catálogo colectivo de patrimonio bibliográfico del Ministerio de Cultura.

Asimismo, ninguno de los cuatro documentos fue incluido en el estudio detallado en su momento realizado por Julia Méndez Aparicio, exdirectora de la agencia y nombrada directora emérita, ni en el Encuéntrelos en las últimas estadísticas exhaustivas. Colección de colecciones antiguas de 2008 o años posteriores.

Rodríguez aseguró que los documentos surgieron “tras un exhaustivo trabajo de inventariado, inventario y revisión de estos fondos desde finales de 2021”.

La obra encontrada fue el Catholicón Johannis Januensis, publicado en 1493 por Johannes Balbus. , para designar al responsable de educación, cultura y deporte.

Es un libro de más de 600 páginas, impreso a dos columnas en escritura gótica, con las iniciales y el caldero decorativo escritos a mano en tinta roja y azul. La encuadernación también es notable. La obra consta de un diccionario y un tratado de gramática latina, compuesto por varios tratados de ortografía, etimología, gramática, prosodia, retórica y un diccionario de etimologías latinas.

El ejemplar encontrado en la biblioteca de Castilla-La Mancha corresponde a la edición impresa en Lyon por Mathias Hauss, y parece tener propiedades que la hacen única, como la inclusión de «ex libris» de Nicolás Yemeniz, un importante bibliófilo francés, Él vivió entre los siglos XVIII y XIX.

Por otro lado, el consejero informó que se había redescubierto un libro de ficción (compuesto por dos o más obras, encuadernadas según los deseos o necesidades del propietario), que constaba de tres ejemplares: dos postprints y una copia impresa.

La primera copia de este volumen es una posdoctrina titulada «Hervei Britonis», una obra de Herveus Natalis, autor clave de referencia del debate filosófico y teológico del siglo XIV, publicada en Venecia en 1505. Las obras se conservan en bibliotecas regionales.

El segundo ejemplar es un libro de texto impreso en Venecia en 1490, que contiene la obra «Primeras Sentencias» de Alfonso de Vargas (1307-1366), Arzobispo de Sevilla, nacido en el seno de una familia noble de Toledo. «Solo quedan 111 ejemplares de este libro de texto en el mundo, 13 en España, más el que ahora se encuentra en nuestra biblioteca», ha dicho la ministra.

La tercera copia contenida en este volumen ficticio es otra publicación increíble, publicada en Venecia en 1507 y que contiene el trabajo de Pierre Jean Olivi, un franciscano francés que vivió en la Fraternidad del siglo XIII.

«Tinta, papel y metal: los primeros cien años de la imprenta española»

Rosa Ana Rodríguez, por su parte, destaca la calidad de la exposición «Tinta, papel y metal: el primer centenario de la imprenta española», que se inaugura hoy en Castilla-La Inauguración de la Biblioteca Mancha. Celebrando el 550 aniversario de la imprenta en nuestro país. Se trata de una exposición bibliográfica que muestra los primeros 100 años del evento, del que se conservan ejemplares en la colección Borbón-Lorenzana.

La exposición se divide en dos partes: en la primera se pueden ver reproducciones de los primeros talleres establecidos en España a finales del siglo XV en la era de la imprenta, mientras que en la segunda parte se presenta una selección de obras impresas en la Siglo 16, entre los más famosos del país, ciudad próspera.

En total, más de 60 ejemplares componen esta muestra, entre improntas y grabados del siglo XVI, todos conservados en la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

En un lugar destacado, para ser exactos, se encuentra la “Biblia Multilingüe”, impresa en Alcalá de Henares por Arnao Guillén de Brocar promovida por el cardenal Cisneros, con el objetivo de dar a conocer algunas de las sagradas escrituras impresas en múltiples idiomas. El resultado es una obra espectacular en seis volúmenes, el primero de los cuales se exhibe en la exposición.

Acompaña a esta obra la «Biblia de los Regales» realizada en Amberes por Cristóbal Plantino a petición personal de Felipe II. Los libros conservados en la biblioteca regional, impresos en vitela, pertenecieron al príncipe Luis Antonio de Borbón.

Durante la rueda de prensa y la inauguración de la exposición, el Consejero estuvo acompañado por María Dolores Cristóbal, directora de Bibliotecas de Castilla-La Mancha, los representantes de Will Uberda y José Gutiérrez.

La entrada La Biblioteca de Castilla-La Mancha descubre dos libros antiguos y dos posteriores de extraordinario valor bibliográfico y patrimonial se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba