jueves, 23 mayo 2024

Se inician los procedimientos para otorgar la categoría de Bien de Interés Cultural al Tejidillo o Acolchado y al Traje de Vistas de Navalcán.

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha emitido una resolución anunciando la apertura de los procedimientos necesarios para declarar como Bien de Interés Cultural, con la categoría de bien inmaterial, al Tejidillo o Acolchado y al Traje de Vistas de Navalcán, un pueblo situado en la provincia de Toledo. La declaración como BIC ayudaría a valorar y conservar el patrimonio inmaterial de los habitantes de Navalcán, y preservar estas técnicas tradicionales para propiciar el relevo generacional. Además, también serviría para desarrollar la actividad artesanal de la localidad y su comarca, y atraer visitantes interesados en conocer y aprender las antiguas técnicas del bordado, lo que tendría un impacto positivo en el turismo y la economía de la zona.

El Tejidillo o Acolchado es un bordado de doble cara con patrones geométricos que se ha usado para decorar camisas y otras prendas de ropa de ajuar doméstico, incluyendo el Traje de Vistas tradicional de la ciudad. Es un bordado único que ha alcanzado una gran calidad artística y se relaciona históricamente con los tejidos coptos y sus diseños geométricos de la ornamentación. Además, se ha observado que existen similitudes con los tejidos peruanos y de otros países de Iberoamérica, lo que podría derivarse del contacto directo de Francisco Álvarez de Toledo con las artesanías autóctonas y las exportaciones de la mano de obra de los bordados originarios de esta comarca toledana.

El Traje de Vistas de Navalcán es un conjunto de atuendos ceremoniales y festivos con una gran riqueza y ornamentación en sus prendas. En sus inicios, esta indumentaria se usaba como traje nupcial y se usaba en bodas por la novia, la madrina y las mozas. Actualmente, las mujeres de Navalcán lo siguen utilizando en eventos festivos y se identifican con esta pieza. El conjunto del Traje de Vistas incorpora elementos simbólicos y protectores, especialmente en la joyería, que incluyen relicarios, medallas, crucifijos, rosarios, sortijas, broches, collares y pendientes.

La Consejera de Educación, Cultura y Deportes agradece al Ayuntamiento de Navalcán su interés en que este importante patrimonio inmaterial sea reconocido como BIC y destaca la organización de encuentros y jornadas para compartir tradiciones y folklore de distintos puntos de España, así como la conservación del museo etnográfico donde se pueden admirar estos ricos bordados. Además, también valora el esfuerzo de las artesanas y las distintas asociaciones por mantener este legado cultural.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SÍGUENOS

0SeguidoresSeguir
Actualidad y noticias de Castilla-La Mancha

ÚLTIMOS ARTÍCULOS