Por qué acristalar tu terraza en Toledo con encanto

Si hay algo que abunde en Toledo es su encanto. La ciudad posee una hermosa aura gracias a su rico patrimonio. Es por eso que muchos propietarios han comprado o construido viviendas siguiendo esta estética. Sin embargo, a la hora de poner un cerramiento en una terraza, algunos se lo piensan dos veces porque no quieren perder ese encanto con el que cuentan sus viviendas. Los fabricantes de cerramientos Vidriosystem, sin embargo, nos cuentan que no hay nada que temer si lo que haces es poner un acristalamiento.

Mantén el encanto de tu terraza gracias a las cortinas de cristal

Cuando se habla de acristalamientos normalmente se hace referencia a las cortinas de cristal. Se trata de paneles de vidrio que no tienen marcos entre sí, es decir, no obstaculizan la vista en absoluto. Precisamente por esto, suponen un acabado muy neutro y elegante que eleva la categoría y el estilo de cualquier propiedad.

Lo mejor de todo es que el vidrio es un material completamente neutro. Es decir, que no compite a nivel estético con otros elementos del diseño que puedan ser mucho más representativos y carismáticos. Esto convierte a los acristalamientos en la mejor forma de cerrar una terraza y mantener su encanto intacto.

Multiplica las posibilidades de tu terraza

Pese a que la terraza mantiene su encanto, hay cosas que cambian para mejor con un acristalamiento. Gracias a la versatilidad que ofrecen las cortinas de cristal con su sistema de apertura, pues se pueden abatir hasta el 99% de su área, podrás transformar tu terraza de un espacio abierto a uno cerrado siempre que quieras.

Tal dinamismo te permitirá utilizar tu terraza para diferentes fines. Por ejemplo, en verano puede ser lo que es, una fantástica terraza, y en invierno la puedes transformar en una sala de estar o incluso una zona de trabajo ya que estará completamente cerrada y protegida.

Protégete de las olas de calor y frío

Y hablando de protección, lo mejor de los acristalamientos es que te permiten disfrutar de un espacio como si estuviese abierto, pero estando cerrado. Esto implica que no tendrás que preocuparte por la acción de agentes externos como el polvo, el viento, los insectos, el polen y, sobre todo, el clima adverso y las temperaturas extremas.

Se trata de un factor muy a tener en cuenta, pues si por algo es conocido Toledo es por las cifras que puede llegar a alcanzar su termómetro tanto en verano como en invierno. Pero no hay nada de lo que preocuparse. Debido a que las cortinas de cristal se fabrican con vidrio de control solar, en verano estarás protegido de los rayos UVA, lo que implica que la terraza estará más fresca y será más sencillo aclimatarla.

Además, este vidrio de baja emisividad también funciona a la inversa. En invierno, cuando calientes la terraza, el calor se quedará dentro, pues el acristalamiento actuará como un aislante.

Ahorra dinero en facturas de luz

Precisamente por ese control de la temperatura, aclimatar la terraza será más económico. Ahora bien, el verdadero ahorro lo notarás en las salas contiguas a la terraza, donde tendrás que invertir muchísimo menos dinero en calefacción y aire acondicionado. Esto se debe a que el acristalamiento de la terraza actuará como una gigantesca cámara de aire que protege la temperatura de las estancias del interior de la vivienda. Es decir, gracias al acristalamiento mejorarás notablemente la eficiencia energética de tu hogar y tu bolsillo lo notará sustancialmente.

Revaloriza tu vivienda

Y para finalizar, si decides vender tu propiedad acristalada, tu bolsillo también lo notará. Las cortinas de cristal y, en general, cualquier buen acristalamiento permiten incrementar el precio de venta de una propiedad hasta en un 20% por encima de lo que invertiste en el cerramiento. Se trata de una rentabilidad fantástica ya que mientras vivas en tu hogar, disfrutarás del acristalamiento de la terraza y cuando dejes de hacerlo, ganarás más dinero por ello.

Ir arriba