Nuevos contenedores, más zonas de actuación, puntos limpios móviles y reciclaje en el Casco, novedades del Servicio de Limpieza

•    La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha presentado hoy las mejoras y novedades del nuevo Servicio de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos Sólidos Urbanos que permitirán a la ciudad seguir en la senda de la economía circular, el reciclaje y el desarrollo sostenible.

•    Se amplían los espacios de actuación, incluyendo las riberas del río Tajo o los parques forestales, y se abrirá una Oficina de Atención al Usuario en el barrio antiguo para el traslado de incidencias, además de ecopuntos e islas ecológicas integradas para reforzar el reciclaje.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha presentado este jueves el nuevo Servicio de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos Sólidos Urbanos de la ciudad para los próximos siete años que incluye novedades como la sustitución y ampliación del parque de contenedores por modelos más modernos, seguros y accesibles o la ampliación de las zonas de actuación a riberas del Tajo, taludes y otros espacios urbanos que anteriormente estaban fuera del servicio.

Este nuevo servicio que fue adjudicado en el mes de julio a la Unión Temporal de Empresas formada por Valoriza y Acciona por un importe total de 80 millones tras un proceso de valoración y selección técnica, siendo ratificado por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, sitúa a Toledo “de manera decidida en la senda de la economía circular, el reciclaje y el desarrollo sostenible”, ha señalado la alcaldesa, adaptando la limpieza viaria y la recogida de residuos a la Estrategia de Economía Circular y Agenda 2030.

Entre las mejoras que contempla también se encuentra la renovación de la flota por vehículos y maquinaria menos contaminante; la ampliación de las zonas de actuación a los parques forestales, taludes, rodaderos y riberas del Tajo, y la apertura de una Oficina de Atención al Usuario para el traslado de incidencias y el reparto de bolsas para la recogida selectiva en el Casco, donde se habilitarán dos ecopuntos para reforzar el reciclaje y cuatro islas ecológicas integradas.

Además, se implantará de manera progresiva la recogida de la fracción orgánica o 5ª fracción; se pondrá a disposición de los vecinos de todos los barrios, de forma periódica, puntos limpios móviles; se incorporará un protocolo de actuación ante fenómenos meteorológicos adversos y se llevarán a cabo campañas de concienciación para informar a la población e implicar a la ciudadanía en la mejora de la limpieza de nuestra ciudad.

“Son unas medidas que buscan la eficiencia y eficacia y que nos va permitir continuar la línea de mejora del estado de la limpieza de la ciudad como así lo perciben los ciudadanos de Toledo tal y como reflejan las encuestas de la OCU, que nos sitúan a Toledo entre las únicas 18 ciudades que han mejorado en la percepción de sus ciudadanos respecto a la limpieza viaria y recogida de residuos”, ha indicado la alcaldesa.

Las nuevas medidas se irán implantando a lo largo del próximo 2023 y también en 2024, según ha señalado Milagros Tolón, quien ha recordado el largo proceso que ha supuesto la adjudicación de este importante servicio para la ciudad, que se vio afectado por la Covid-19, y también “por nuestro empeño en que fuera un procedimiento nítido, transparente y riguroso”.

Recogida selectiva en el Casco

Sobre la recogida de residuos en el Casco Histórico, se ha optado por combinar diferentes alternativas “atendiendo a las zonas y sus características” teniendo en cuenta, ha señalado la alcaldesa, que se trata del conjunto histórico más grande España, Patrimonio de la Humanidad. De ahí, que se haya optado por actuar de forma “muy sensible y especial”, ha indicado.

De este modo, se optimizará la recogida puerta a puerta, mejorando el sistema actual y ampliándolo a la recogida selectiva, una de las principales novedades de este contrato”. Además, puntualmente, se instalará algún contenedor en aquellos lugares que lo permitan, según los técnicos, y no alteren el entorno artístico, monumental ni vecinal.

La recogida selectiva se realizará mediante un calendario previamente comunicado a los vecinos en el que se indicarán los días de recogida de cada tipo de residuo. Así, la fracción resto, la basura habitual, se recogerá todos los días; los envases 3 días a la semana; el cartón 3 días a la semana y el vidrio 1 día a la semana.

“El vecino tendrá la opción de sacar cada tipo residuo en los días señalados con el color de la bolsa correspondiente”, y para favorecer esta tarea, se repartirán entre los residentes del Casco de manera periódica y de forma gratuita bolsas homologadas para cada tipo de residuo: amarillas para los envases, azul para papel y cartón, verde para el vidrio y negro para el resto de desperdicios.

Oficina para incidencias y seis áreas de reciclaje

La puesta en marcha de este nuevo sistema se realizará a lo largo de 2023 e irá acompañada de una amplia campaña de difusión y comunicación. Además, para facilitar la información y el reparto de bolsas, el nuevo servicio contará con una Oficina de Atención Presencial al Usuario en el Casco Histórico.

Como complemento a la recogida puerta a puerta, para reducir el abandono de residuos se llevará a cabo la implantación de seis áreas de reciclaje de residuos para resto, envases, papel y vidrio: dos ecopuntos en locales cerrados del Casco Histórico y cuatro islas ecológicas integradas en el entorno urbano con “un revestimiento adecuado al espacio en el que se localicen reduciendo el impacto visual”.

Por lo que respecta a la recogida comercial en el Casco, se prestará en turno de mañana y de tarde, permitiendo realizar la recogida selectiva.

Renovación de los contenedores y vehículos

En cuanto a la renovación de los contenedores, Milagros Tolón ha explicado que se van a cambiar todos, tanto los que están en superficie como los soterrados. Además, se va a unificar el sistema de recogida a carga lateral en toda la ciudad, “lo que supone una mejora de la seguridad para los operarios y se reducen los tiempos de recogida”.

Esta medida implica igualmente un aumento del número de contenedores de las fracciones selectivas y resto, siendo el 10% de estos contenedores adaptados a personas de movilidad reducida. “Es decir, habrá más contenedores y serán más accesibles y seguros y vendrán a mejorar el aspecto estético de la ciudad”, ha dicho la regidora municipal, quien ha anunciado que se van a instalar 100 papeleras específicas para chicles en entornos como colegios, parques y áreas infantiles.

De otro lado, se van a renovar los vehículos “para colaborar con el compromiso de mejora medioambiental” como se ha hecho con otros servicios. Así, para los servicios de limpieza viaria se empleará un 56 por ciento de vehículos etiqueta CERO emisiones y un 26 por ciento etiqueta ECO. Asimismo, se va a reducir la huella de carbono, la huella hidráulica y las emisiones acústicas, que “a veces son tan molestas para los vecinos”.

Respecto a los vehículos que se utilizan para el servicio de recogida de residuos, el 90 por ciento tendrán etiqueta ECO y el 10 por ciento será CERO emisiones. Asimismo, la UTE se compromete a la utilización de productos biodegradables con certificación ecológica.

Incorporación de nuevos espacios

En su intervención, la alcaldesa ha destacado que “por primera vez”, se van a incluir en el servicio la limpieza de espacios de “gran sensibilidad y valor medioambiental” como las riberas del río Tajo o los parques forestales de La Bastida y Fuente del Moro. También contempla el mantenimiento de rodaderos y taludes como los del Valle, “aplicando para ello los medios y las medidas de seguridad que requieren los trabajos en altura”.

Además de estos espacios, se intervendrá en otros nuevos como la carreta de circunvalación del Valle, la TO-20, la TO-21, la urbanización Tres Culturas, los accesos a Valparaíso y La Legua o los aparcamientos de Safont, Santa Teresa y Azarquiel, entre otras. Los trabajos en estos espacios se venían realizando de manera extraordinaria y fuera del área de actuación del contrato hasta ahora vigente, unos trabajos que “tantos quebraderos de cabeza nos han dado al equipo de Gobierno”, ha confesado a la alcaldesa.

Puntos limpios móviles

Otra de las novedades es la puesta en marcha de puntos limpios móviles que darán servicio a todos los barrios de la ciudad de manera rotatoria conforme a un calendario previamente establecido. En el Casco Histórico el punto limpio estará adaptado a la configuración de su entramado urbano y también estará de manera rotatoria para dar servicio a varias zonas del barrio.

“Con ello queremos aumentar la tasa de reciclaje y evitar que se depositen en los contenedores ubicados en las calles aquellos materiales que no correspondan a las fracciones determinadas” como enseres pequeños, aerosoles, pilas, aceites, baterías, pequeños electrodomésticos, ropa usada, tubos fluorescentes, etcétera.

Recogida de la fracción orgánica

Tal y como ha explicado la alcaldesa de la ciudad, los objetivos de desarrollo sostenible y las directivas europeas “nos obligan a la progresiva implantación de la recogida separada de los residuos orgánicos”, también denominados biorresudios o 5ª fracción, que se recogen en el contenedor marrón que ya ha sido instalado en algunas ciudades.

En Toledo, su inserción se va a iniciar con un programa piloto en la zona residencial de Santa María Benquerencia y con grandes productores de la ciudad como hospitales, colegios, residencias o mercados. Esta experiencia piloto, que irá acompañada también de una campaña informativa, servirá de guía al Ayuntamiento para su progresiva implantación en el resto de la ciudad, mejorando con ello la tasa de reciclaje.

Protocolo de actuación ante fenómenos meteorológicos adversos

La alcaldesa ha reconocido que los temporales de nieve y frío y las lluvias torrenciales que ha sufrido la ciudad en los últimos dos años pueden producirse de forma más habitual, lo que obliga a incorporar mejoras importantes que consisten, por un lado, en la activación de un Sistema de Predictibilidad Climática que permita actuar de manera preventiva.

Por otro lado, se reforzarán los medios específicos para restablecer la normalidad en el menor tiempo posible en caso de nevadas y heladas con motocultores, esparcidores de sal y demás vehículos que estarán adaptados también a las condiciones del Casco Histórico. Además, se contará con una planta de salmuera y habrá acopio de sal en todas las instalaciones, ha explicado la alcaldesa.

Compromiso y colaboración ciudadana

Este nuevo contrato tiene como objetivo principal, mejorar la calidad del servicio de limpieza y recogida de residuos para los toledanos y toledanas, ha dicho la alcaldesa, pero para tener una ciudad limpia, saludable y sostenible, necesitamos también la complicidad, la colaboración y el compromiso de la ciudadanía para cumplir con las medidas y alcanzar esos retos.

En este sentido, Milagros Tolón, ha explicado que la implantación de estas medidas irá acompañada de campañas de difusión, información y sensibilización para su conocimiento por parte de todos los vecinos de Toledo.

Por último, este nuevo servicio, como no podría ser de otra manera, incorpora la innovación tecnológica a su gestión con la implantación de un software que permitirá conocer el posicionamiento de los vehículos y demás datos para una gestión más eficiente del servicio o la puesta en marcha de una aplicación para móviles para el registro y resolución de incidencias.

La alcaldesa ha estado acompañada en esta comparecencia por el concejal de Limpieza Viaria, Ramón Lorente, además de otros ediles y concejals del equipo de Gobierno; el CEO de Valoriza, Javier San Millán, y el CEO de Acciona, Javier López, entre otros directos de ambas entidades.

Audios:







La entrada Nuevos contenedores, más zonas de actuación, puntos limpios móviles y reciclaje en el Casco, novedades del Servicio de Limpieza se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Ir arriba