viernes, 19 julio 2024

La inversión en equipamiento médico avanzado en Castilla-La Mancha para detectar y tratar enfermedades cancerosas.

El Gobierno regional de Castilla-La Mancha ha anunciado la licitación de un equipo de Tomografía por Emisión de Positrones (PET) digital y Resonancia Magnética (RM) de tres teslas para el nuevo Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario de Toledo. Esta adquisición permitirá que todos los pacientes de la comunidad autónoma tengan acceso a este tipo de estudios, previa indicación del especialista.

Con esta compra, Castilla-La Mancha se posiciona como una de las pocas comunidades autónomas en contar con equipos de PET-RM en su sistema sanitario público. Esto amplía las posibilidades de detección y tratamiento de enfermedades, especialmente las oncológicas.

La licitación del equipo ha sido publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público por un importe total de 7.650.801,88 euros. Esta inversión incluye no solo el coste de los equipos y sistemas, sino también la adaptación del espacio para su instalación y el mantenimiento integral durante tres años.

El 85% de esta inversión está financiado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) 2021-2027 de Castilla-La Mancha.

El PET-RM es un equipo que combina la tomografía por emisión de positrones y la resonancia magnética en una única exploración. Estas dos herramientas de diagnóstico son las más avanzadas y potentes en la actualidad.

Las aplicaciones diagnósticas del PET-RM son muy amplias y van desde la detección de tumores cerebrales, de cabeza y cuello, hasta el cáncer de próstata, mama y recto, entre otros. También se utiliza en oncología pediátrica para tumores cerebrales, neuroendocrinos y osteoarticulares o de partes blandas.

Además, el PET-RM también se une en patologías no oncológicas, como ciertas enfermedades cardíacas, patologías cerebrales degenerativas y epilepsia, y osteomielitis vertebral.

Entre las ventajas que ofrece el equipo de PET-RM se encuentran la reducción de la radiación que recibe el paciente en un 60% en comparación con el PET-TC, una mayor precisión diagnóstica que ayuda a seleccionar el tratamiento más adecuado, y una disminución en el número de pruebas y tiempos de abordaje de la enfermedad.

En términos de gestión, el uso del PET-RM contribuirá a mejorar la sostenibilidad del sistema de salud público, optimizando los recursos disponibles, planificando mejor los tratamientos y evitando pruebas y tratamientos innecesarios.

Con la adquisición de este equipo, la región de Castilla-La Mancha dará un paso importante en la mejora de los servicios de medicina nuclear y en la atención integral a los pacientes, especialmente en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SÍGUENOS

0SeguidoresSeguir
Actualidad y noticias de Castilla-La Mancha

ÚLTIMOS ARTÍCULOS